Curas termales e hidropínicas en afecciones cardiovasculares

Reserva Termal San Vicente

Curas termales e hidropínicas en afecciones cardiovasculares. Cuando escuchamos las noticias del aumento de muertes por afecciones cardiovasculares, que superaron los 9 millones en el año anterior, sólo nos queda asumir mayor compromiso y entusiasmo para informar a través de cuanto medio disponible encontremos a la población nacional y mundial que hay medios de prevenir el aumento considerable de mortalidad y sin daños colaterales.

Se hace necesario y urgente, procurar nuevos paradigmas que garanticen mejores resultados que los conocidos hasta la fecha en materia de prevención, como lo registra el adagio popular: es mejor prevenir que tener que lamentar.

Si bien es cierto que en caso de emergencia, si el paciente cuenta con una atención convencional rápida, es muy probable que se  logre superarla, pero no es menos cierto que esa eventualidad es sencillamente eso, una eventualidad a la cual no se debe dar lugar, pues es la vida de un ser humano, que seguramente no estaba preparado para la misma, sobreviene un caos total en la familia que no es de buen recibo el enfermarse.

Sí por algún motivo llegamos pronto a concienciar a la humanidad para que ponga en práctica la ingesta de agua mineral natural de diuresis lavado y arrastre con los minerales apropiados e indispensables para neutralizar la acidez del medio interno, y desde luego la gama adecuada de nutrientes para que los compartimientos intracelular y extracelular puedan mantener los niveles estrechos que requiere cada compartimiento a fin de sostener el buen funcionamiento orgánico. 

El sistema intracelular requiere determinados nutrientes y en proporciones adecuadas y limitadas, y el sistema extracelular de igual manera requiere otras combinaciones para atender sus requerimientos de acuerdo a su exclusivo diseño. 

Cuando logremos mantener las porciones de cada nutriente en los precisos niveles, seguramente nadie morirá de afecciones cardiovasculares.

Curas termales e hidropínicas en afecciones cardiovasculares

El organismo trabaja mediante una precisión específica de acuerdo a su diseño, pero en la misma forma, falla si no cuenta con el combustible, los nutrientes en las proporciones y combinaciones que demanda para cumplir su trabajo; además, hay momentos en los cuales el faltante de un nutriente o de los niveles de agua libre de tratamientos químicos, es factor determinante para pasar la cuenta de cobro, o sea, no responder con un funcionamiento óptimo ni suficiente.

En los casos de pacientes con afecciones cardiovasculares, si tienen en cercanías aguas termales carbogaseosas es indicado el uso tópico o de contacto, ya que las burbujas se acumulan en la piel y penetran proporcionando a su ingreso vía tras cutánea bajar temperatura interna y reducir el consumo de oxígeno, precisamente en la Reserva Termal San Vicente contamos con el privilegio de fuentes de aguas carbogaseosas.

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Artículos Relacionados

Posted by Asistente Comunicaciones | 3 noviembre, 2020
EL AGUA Y LAS MASCOTAS
Durante muchos años he compartido cientos de artículos sobre las curas termales en los seres humanos, sin embargo he omitido lo relacionado con nuestra agua en las mascotas o animales...
Posted by Asistente Comunicaciones | 15 octubre, 2020
EN CRISIS
Las estadísticas publicadas por el DANE son el fiel reflejo de la crisis que está viviendo nuestro país y el mundo, San Vicente Reserva Termal les abre sus puertas para...
Posted by Asistente Comunicaciones | 16 julio, 2020
SALUD MENTAL Y PANDEMIA
Hasta que punto el coronavirus llegara a ser un problema de salud mental para la población. Luego del daño ocasionado por la pandemia, el cual se puede ver representado en...