Curas Termales en Psoriasis

Observar el elevado número de pacientes afectados por psoriasis, cifra que ronda los 125 millones de personas en el mundo, genera preocupación dado el efecto negativo en la psiquis y el daño físico que esta compleja enfermedad trae para quien la padece.

Recientemente, en varios medios de comunicación, se han presentado varias referencias sobre la necesidad de observar nuevos paradigmas que de verdad permitan al paciente obtener mejorías contundentes sobre la salud, en lugar de curas pasajeras para mantener controlado el daño.

Cómo siempre, debo advertir, que mientras estos miles de pacientes están conviviendo con tal dificultad, yo he podido demostrar en casos severos, incluso con personas desahuciadas, transformaciones tan positivas que desde hace mucho tiempo debieron ser tenidas en cuenta a nivel científico para llegar a una mayor parte de la población.

El caso de la Hermana Ligia

Hace más de 10 años, la religiosa, Hermana Ligia Restrepo, profesora del Colegio de las Hermanas Descalzas de San Francisco de Sales de Medellín, vino con sus codos, rodillas y empeine en carne viva. En cinco días de practicarle las consabidas terapias termales, entre ellas la aplicación del lodo termal con pH alcalino y excelente contenido de azufre bivalente, se logró una considerable regeneración de la piel.

Al sentirse confiada, la Hermana Ligia llamó a la rectora del colegio a manifestarle que ya estaba en condiciones de trabajar otra vez. Pero en vista de que el diagnóstico médico indicaba que no había cura y la religiosa debía convivir con el daño en su piel, la Superiora le dijo que se quedara allí en nuestra Reserva Termal hasta cuando ella viniera a verificar los hechos.

Así sucedió,
cuando la Hermana Jaqueline llegó a San Vicente, comenzó a mirar las
fotografías de las partes afectadas y las contrastó con lo que estaba
observando. Corroboró por si misma que la piel ya se había restablecido en gran
medida.

La rectora le ordenó
a la paciente quedarse unos días más para reforzar el proceso. La hermana Ligia
permaneció en nuestra Reserva por espacio de 28 días en los que hizo las veces
de vendedora, guía y hasta ayudante de cocina mientras aprovechaba el regalo de
¡DIOS!

Este caso ya lo había publicado, pero lo traigo a colación ante el aumento exagerado de pacientes con psoriasis. Como este, han sido varias las historias exitosas, desafortunadamente sin lograr obtener el interés por parte de aquellos cuya responsabilidad es velar por la salud de millones de usuarios que anhelan gozar de bienestar.  

“Has que tu alimento sea tu medicina y tu medicina tu alimento” Hipócrates, padre de la medicina.

Lisbo Justo Serna B. 
Presidente 
San Vicente Reserva Termal 

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Artículos Relacionados

Posted by Asistente Comunicaciones | 24 mayo, 2019
Acompañamiento emocional para pacientes de la primera infancia
Celebro con alborozo el hecho de que existan nuevos paradigmas encaminados a generar cambios positivos en los pacientes de la primera infancia que estén hospitalizados. Es un avance significativo el...
Posted by Asistente Comunicaciones | 11 mayo, 2019
El primer Centro de Recuperación Nutricional será en Risaralda
Es el momento de las autoridades para observar el grado nutricional del Agua Mineral Natural mineromedicinal de San Vicente Reserva Termal. Las instituciones que tienen a su cargo velar por...
Posted by Asistente Comunicaciones | 3 mayo, 2019
Secretaría de Salud Departamental Clama por Primeros Auxilios Emocionales
“Entre más conozco al hombre más quiero mi perro” reza el dicho popular. A medida que más resultados en salud mental observo, con su respectiva comprobación y demostración en San...