Curas Termales en la Reserva Termal San Vicente para recuperar el bienestar perdido

Hace cuatro años en Europa instituyeron el Día del Bienestar que consiste en no dar lugar a enfermarse, iniciaron 27 países, al año siguiente entraron cinco países más, hasta el año anterior ya contaban con más de 100 países vinculados al proceso de socialización de dicha jornada, pues sencillamente un día de relax y pausa en las actividades cotidianas y desde luego sin contaminación ambiental, sin ruido, en un ambiente sereno, apacible, en medio de la naturaleza, representa el máximo de economía para cada nación, pues a diario se hace más compleja la atención de tantos daños en la salud, por ello se hacen pertinente las Curas Termales en la Reserva Termal San Vicente. 

Una persona sin salud es una carga impositiva para el estado, la sociedad y la familia que pierde su tranquilidad y vida plena, al deber convivir con personas cercanas que se convierten en una severa carga hasta para los más cercanos familiares en consanguinidad.

La campaña iniciada para globalizar el Día del Bienestar empieza a rendir frutos, la iniciativa ha sido bien acogida, pues no dar lugar a enfermarse es, como dice el dicho popular, mejor prevenir que tener que lamentar o en otros términos: es mejor prevenir que curar.

En estos países hay quien pague hasta 2 mil dólares por dormir una noche en medio de la jungla, sin lujos, sin mayores comodidades, porque solo el hecho de no tener contaminación ni ruido y de poder integrarse con la naturaleza, representa la mayor y mejor terapia de bienestar.

Curas Termales en la Reserva Termal San Vicente

En la Reserva Termal San Vicente en Santa Rosa de Cabal – Colombia contamos con todo a pedir de boca para obtener esos beneficios, allí han encontrado los extranjeros y nacionales precisamente lo que el mundo clama con severo entusiasmo y esperanza, 4 mil iones negativos en promedio suspendidos en el aire por segundo y por centímetro, pura vida, medio indispensable para obtener la oxigenación que la ciudad nos niega, además que nunca en la vida será posible recuperar.

Cuánto diera el mundo entero por tener un lugar con todos los privilegios que ofrece la Reserva Termal a solo una hora de la ciudad de Pereira en donde la conexión aérea es abundante y desde la terminal se provee el transporte personalizado o desde la capital del termalismo colombiano, Santa Rosa de Cabal, a solo media hora disfrutando el más hermoso y variado paisaje patrimonio de la humanidad, bien sea en Jeep Willys, camperos, en automóvil o en busetas.

Contemplar la belleza, el encanto del sin igual paisaje y disfrutar de la felicidad de transitar ese corredor vial entre fincas de diversos aprovechamientos agrícolas y ganaderos, es un banquete que cualquier desprevenido mortal quisiera tener.

“Has que tu alimento sea tu medicina y tu medicina tu alimento”, Hipócrates padre de la medicina, ojo la oxigenación hace parte activa.

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Artículos Relacionados

Posted by Asistente Comunicaciones | 16 julio, 2020
SALUD MENTAL Y PANDEMIA
Hasta que punto el coronavirus llegara a ser un problema de salud mental para la población. Luego del daño ocasionado por la pandemia, el cual se puede ver representado en...
Posted by Asistente Comunicaciones | 18 junio, 2020
Soluciones para el coronavirus.
 "La imaginación es la mitad de la enfermedad, la tranquilidad es la mitad del remedio y la paciencia es el comienzo de la cura".   Soluciones para el coronavirus. Antes...
Posted by Asistente Comunicaciones | 6 julio, 2019
La Ciencia del Termalismo o la Hidrología Médica Termal
Remitirnos a los griegos y romanos, es sencillamente encontrar una historia de bienestar y salud a través de las aguas termales, la cual aún sigue vigente y no parará, gracias...