Difusión del termalismo

La ciencia del termalismo nace en el año 377 a.C. cuando Hipócrates,  padre de la medicina, instituyó las curas termales en las termas de Caracalla en Roma. Para la época atendían hasta 3.000 personas al día en las diversas áreas de la salud, esto sin tener ningún soporte científico como los exigen hoy en día, para lograr la difusión del termalismo.

En Caracalla todo funcionaba con base a las evidencias que habían logrado verificar muchos estudiosos, las cuales fueron documentadas paso a paso hasta llegar a plasmarlas en libros que tuvieron que esperar casi 1.000 años a la invención de la imprenta para ser publicados.

Este acontecimiento permitió que muchos estudiosos iniciaran investigaciones, que hoy en día siguen vigentes y pueden verse utilizadas en los centros termales de países más desarrollados.

Es una razón para sentir nostalgia el saber como una gran parte del país cuenta con una gran riqueza en aguas termales debidamente investigadas, donde sus efectos terapéuticos se encuentran avalados por la Organización Mundial de la Salud OMS y la Organización Panamericana de la Salud OPS, donde se indican las diferentes alteraciones de salud que se pueden tratar.

Los escritores Manuel Armijo Valenzuela y Josefina San Martín Bacaicoa, son autores de libros que tratan sobre curas balnearias y climáticas, redactados cuando aún se encontraban ejerciendo como docentes catedráticos con un énfasis en la hidrología médica termal en la Universidad Complutense de Madrid.

Estos dos escritores hacen parte de un grupo que ha aportado en gran medida en la materia.

Difusión del termalismo

En abril del año 2001 tuve la fortuna de convencer a la doctora Josefina junto a 13 especialistas más de varias regiones europeas, para que se acercaran a la Jornada Mundial de Termalismo.

De igual manera logré desde noviembre del año 2001 hasta julio del año 2002, donde tuvimos un curso internacional con 9 especialistas en la ciencia termal, los cuales abarcaban  las diferentes áreas del conocimiento relacionadas con el desarrollo de las fuentes termales.

Para poder generar un desarrollo en el termalismo es necesario profesionales en campos como medicina, biología, química, física, hidrología, arquitectura y gastronomía, entre otras diferentes especialidades que demanda un desarrollo de una fuente termal.

No es pues gratuito el hecho de insistir, persistir y nunca desistir, en reclamar el por qué tanta indiferencia de quienes tienen a su cargo potenciar nuestro país a base de las riquezas naturales con las que contamos, que por cierto, son abundantes y de gran utilidad tanto en la parte terapéutica cosmetológica, hasta otras modalidades de usos industriales.

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Artículos Relacionados

Posted by Asistente Comunicaciones | 16 julio, 2020
SALUD MENTAL Y PANDEMIA
Hasta que punto el coronavirus llegara a ser un problema de salud mental para la población. Luego del daño ocasionado por la pandemia, el cual se puede ver representado en...
Posted by Asistente Comunicaciones | 18 junio, 2020
Soluciones para el coronavirus.
 "La imaginación es la mitad de la enfermedad, la tranquilidad es la mitad del remedio y la paciencia es el comienzo de la cura".   Soluciones para el coronavirus. Antes...
Posted by Asistente Comunicaciones | 13 julio, 2019
AUMENTAN LAS CONSULTAS POR ESTRÉS Y DEPRESIÓN A NIVEL MUNDIAL
Mientras aumentan las consultas médicas por depresión y estrés a nivel mundial y nacional, en San Vicente Reserva Termal - Santa Rosa de Cabal - Colombia seguimos mostrando efectos positivos...