Para estar más cerca de la naturaleza en la Reserva Termal San Vicente, conoce un poco de su historia:

 

Todo inicio en 1.994 cuando le ofrecieron unas tierras de ganado a don Lisbo Justo Serna nuestro fundador y se encontró con una gran sorpresa las aguas termales, él era caficultor y comerciante, el anterior dueño sabía que tenía agua termal en el predio, pero nunca le prestó atención.

 

La finca era ganadera y tenía un criadero de truchas, don Lisbo cuando vino a ver la finca visionó que el futuro del predio no era la ganadería ni el criadero de truchas sino el aprovechamiento de las aguas termales, así fue como le hizo una gran apuesta al termalismo, vendió parte de lo que tenía y compró el predio el 25 de octubre de 1.994.

 

Nadie le creía, decían que estaba loco porque los terrenos están lejos de la ciudad, pero él decía lejos de la ciudad más cerca de la naturaleza, cuando lo compró la carretera era una trocha (en mal estado) y aun así él se arriesgó.

 

Compró 472 hectáreas de las cuales solo se utilizan 20 hectáreas para el turismo, las otras 452 hectáreas se dejaron como reserva natural para la protección de fuentes de agua, flora y fauna.

Colibrí - Historia Termales San Vicente

160 especies de aves, como el colibrí verdeazul en la Reserva Termal San Vicente

Lo primero que hizo cuando se compró el predio fue sacar el ganado, las zonas que eran potreros se dejó quietas para que se revegetalizaran de forma natural, ya han pasado más de 20 años y lo que eran potreros ya son un inmenso bosque húmedo de niebla que produce oxígeno para la humanidad.

 

En la reserva termal gracias a ese proceso de conservación de la naturaleza, hoy se pueden ver dantas, zorros, cusumbos solos, osos perezosos, conejos, armadillos, entre otras especies de animales y más de 160 especies diferentes de aves – 20 de ellas endémicas, además el aire que se respira es muy limpio – decimos que es aire sin estrenar para desintoxicar los pulmones.

 

Desde sus inicios se tomó la decisión de ofrecer salud y bienestar por eso en la reserva termal no vas a escuchar música y no se venden licores fuertes, para lograr tener un día de bienestar más cerca de la naturaleza.

 

Agua Mineral Natural

En 1.998 llegaron unos investigadores cubanos para hacer un estudio a las aguas termales y se llevaron la grata sorpresa que algunos nacimientos eran aptos para el consumo humano y que tenían muchos minerales beneficiosos para el cuerpo, así fue como en el 2.002 se construyó la envasadora de Agua Mineral Natural San Vicente.

 

Cuando llegues a la Reserva Termal te vamos a dar una botella de esta agua mineral, el agua brota a una temperatura de 28º centígrados, sale tibia de la tierra y contiene minerales como hierro, potasio, calcio, sodio, bicarbonato y magnesio, entre otros, que son benéficos para mejorar la salud de tu organismo.